Feria del Libro de Palencia: exitazo de nuestra Asociación

Publicada en Publicada en Ferias del Libro

Acabo de regresar de Palencia y aún estoy noqueado por el exitazo total de nuestra Asociación. Gracias, Palencia, y no sólo por el aluvión de libros de nuestros autores que se han quedado ahí. Gracias sobre todo por la excelente acogida, el público, los lectores, los amigos que nos llevamos puestos. Han sido unos días fabulosos. Volveremos.

El trabajo ferial de este año nos ha supuesto un esfuerzo colectivo grande, aunque, eso sí, con unos resultados inmensamente satisfactorios de los que me siento orgulloso como presidente, como autor y qué narices, como feriante de pro ;) Justo es decir que no habíamos previsto concurrir a la Feria del Libro de Palencia. Este año la actividad ferial de nuestra Asociación ha sido intensa y, por qué no decirlo, agotadora: la mayoria de nosotros tenemos que compaginar las letras con “detalles” como el trabajo, la familia y ese largo etcétera que nadie obvia. De cabeza teníamos que haber venido, a esta preciosa tierra, vega y valle, llanura y montaña; grande, humilde y altiva como señala su himno, que nos ha abierto los brazos y el corazón sin reservas.

Quiero dejar patente, además de al pueblo palentino, mi agradecimiento a los autores de la Asociación que han hecho posible este nuevo pequeño milagro: Manolo Madrid, brillante como siempre, con su prosa fácil y su verbo encantador; Luis Compés, el seductor, capaz de enganchar por las orejas al público más diverso (incluídos niños, que mira que son difíciles); Sandra Escudero, cuya Luz en el Exilio ilumina cada vez más lejos en un libro que no deja de sorpender a los que se atreven a abrirlo; Griselda Lozano, autora de Òc, editada en castellano y una de las pocas novelas editadas también en el hermoso idioma occitano; Eduardo Velázquez, con sus Cascarillas de Sacapuntas, a quien suponemos contento de este debut ferial con la Asociación, y la veteranísima en estas lides Concha Porras, que presenta su Trébol, segundo manuscrito de la trilogía Vital. Elena Muñoz, sorprendente como siempre, cautivó con su dinamismo y con su última obra, Nacidos bajo el signo de Eros, y Antonio Portillo disfrutó inmensamente presentando su poemario Amanece copo a copo, con una portada más atractiva. En el timón, Vanessa: la mejor organizadora y la mejor publicista de nuestras obras que jamás hubiésemos podido encontrar, capaz de casar a cada lector con el libro justo y a la que pronto conoceréis en una nueva faceta que ni pintada.

 

Ha sido una gozada. Lo dicho: mañana, más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *